20:30
Abendua/20
Az9
Auditorio Hospedería Fonseca de la Universidad | Salamanca
20:30
Otsaila/21
Al1
Auditorio Hospedería Fonseca de la Universidad | Salamanca
20:30
Otsaila/21
Az24
Auditorio Hospedería Fonseca de la Universidad | Salamanca
20:30
Martxoa/21
Al8
Auditorio Hospedería Fonseca de la Universidad | Salamanca
20:30
Martxoa/21
Al22
Auditorio Hospedería Fonseca de la Universidad | Salamanca
20:30
Apirila/21
Az14
Capilla del Colegio Mayor Fonseca | Universidad de Salamanca
20:30
Maiatza/21
Al3
Auditorio Hospedería Fonseca de la Universidad | Salamanca
20:30
Maiatza/21
Or21
Auditorio Hospedería Fonseca de la Universidad | Salamanca
20:30
Ekaina/21
Ig13
Auditorio Hospedería Fonseca de la Universidad | Salamanca

El milagro de lo cotidiano

Presentar la octava temporada de Salamanca Barroca es un hecho tan cotidiano como extraordinario. En primer lugar, porque consolida una singular conexión y confluencia entre la Academia de Música Antigua de la Universidad de Salamanca (AMAUS) y el Centro Nacional de Difusión Musical en el ámbito de la programación, la enseñanza y la recuperación de las músicas del pasado desde la óptica de la interpretación históricamente informada. En segundo término, porque inserta en la vida cultural de la universidad y de la propia ciudad de Salamanca un programa especializado de primer nivel, evitando las todavía demasiado habituales tendencias centrípetas; con ello se satisfacen las demandas de un público numeroso y exigente que se ha decantado por una cierta praxis interpretativa de las músicas del pasado. Salamanca Barroca es una muestra del panorama europeo de la «interpretación historicista», en el que se incluye de modo natural la actividad cotidiana de los grupos vinculados a la AMAUS, en constante proceso de formación y evolución.

Programar esta temporada en un momento en el que se atraviesan circunstancias tan anómalas y perturbadoras supone una recuperación de la normalidad que es tan necesaria como milagrosa. La situación peculiar que atraviesa la actividad cultural en nuestro país ha inducido a mirar de forma muy especial el trabajo de los grupos y solistas españoles, empeño que está en la médula fundacional del CNDM. Los conciertos estarán protagonizados en su mayor parte por grupos procedentes del formidable panorama que presenta hoy el mundo de la música barroca en España. Tras varias décadas de trabajo generoso y denodado de muchos intérpretes e investigadores y de unas pocas instituciones, también se ha logrado en este terreno que la excelencia sea algo cotidiano.

El ciclo es un caleidoscopio lleno de vínculos y referencias cruzadas. La Orquesta Barroca de la USAL centra sus programas, dirigidos por Pedro Gandía Martín, en dos ámbitos diferenciados: los inicios del Sturm und Drang y el esplendor de la música barroca francesa. Para el primero, se cuenta con la complicidad del magnífico clavecinista Jacques Ogg, colaborador habitual de la AMAUS, y, para el segundo, con la soprano Saskia Salembier. Por su parte, Sara Ruiz, junto a Monica Piccinini y el Consort de Violas da Gamba de la USAL, propone una exploración del diálogo entre la soavità y la tensión armónica en la música italiana de la primera mitad del seiscientos. Carlos Mena, dirigiendo a Concento de Bozes, recupera una muy poco conocida obra devocional de Nicola Porpora (Duetti sulla la Passione) donde se fusionan elementos italianos y franceses haciendo una relectura de la musica reservata. La AMAUS y su Coro de Cámara, junto al tenor Víctor Sordo, dan una muestra de la producción de Haendel en Cannons, donde se dedicó al anthem anglicano y se aproximó por primera vez al oratorio en inglés.

Accademia del Piacere, liderada por Fahmi Alqhai —y que colabora con músicos como Enrike Solinís o Pedro Estevan—, reconstruirá las danzas —auténticos tornaviajes procedentes de Nápoles o Indias— que poblaron las calles y palacios españoles del siglo xvii. La singular acústica de la capilla del Colegio Fonseca acogerá otro programa netamente ibérico. Junto a varios motetes y lecciones de Cardoso y Lobo, Los Afectos Diversos aborda una de las obras cumbre de la música española: el Réquiem a seis voces que Tomás Luis de Victoria dedicó a la muerte de la emperatriz María. Tiento Nuovo, uno de los grupos más interesantes y solventes de la nueva generación española, presenta junto con Núria Rial y el flautista Maurice Steger un diálogo entre Nápoles y España entretejido con elementos de música representativa. La misma idea de diálogo articula el programa de Los Músicos de Su Alteza, que alterna obras del Seicento italiano y español, esta vez, con los conceptos de verdad y vanidad como fondo.

La música de Johann Sebastian Bach monopoliza los dos programas restantes. Andoni Mercero y Alfonso Sebastián afrontan un repertorio referencial como son las sonatas para violín y clave obligado, al que acceden desde una apabullante madurez y solidez interpretativa. Finalmente, Pierre Hantaï propone un hermosísimo homenaje a quien fuera uno de sus maestros, Gustav Leonhardt, con varias de las transcripciones para tecla que el clavecinista y director holandés hizo de diversas obras de Bach: todo un lujo.

En definitiva, una propuesta de música de la mayor calidad, afrontada desde la honestidad y el respeto a la misma y a las prácticas interpretativas coetáneas. Otro extraordinario hecho que Salamanca Barroca normaliza.

Bernardo García-Bernalt Alonso

Universidad Salamanca


CNDM

Centro Nacional de Difusión Musical
C/ PRINCIPE DE VERGARA, 146 - 28002 Madrid
91 337 02 34/40