20:00
Setembro/20
Lun28
20:00
Outubro/20
Mar13
Teatro de la Zarzuela | Madrid
20:00
Novembro/20
Lun16
20:00
Decembro/20
Lun14
Teatro de la Zarzuela | Madrid

Hondas y variadas exploraciones líricas

Esta temporada tenemos como artista residente del Ciclo de Lied al barítono austriaco Florian Boesch, descendiente de una familia cantora de altos vuelos. Su abuela, Ruthilde Boesch, fue una magnífica soprano lírico-ligera, gran maestra después, y su padre, Christian, un barítono lírico muy notable (recordamos un Wozzeck en Madrid años ha). El «retoño» nos va a ofrecer, con su voz lírica bien puesta, fácil para el claroscuro, tres conciertos.

En el primero, se incluye una selección de lieder de Schubert y Wolf y el apasionado Sechs Monologe aus «Jedermann», de Frank Martin. En su segunda actuación, cantará ese ciclo schubertiano tan hondo y trágico, tantas veces escuchado en estas series de recitales, titulado Die Winterreise —o Winterreise a secas—; ese demoledor Viaje de invierno que siempre es una prueba para cualquier voz, aunque es la de barítono la que más conviene. Cerrará su presencia en la sesión final de la temporada con otro importante grupo de lieder, los que conforman el Reisebuch aus den österreichischen Alpen, de Ernst Krenek. En las tres citas, dialogará con el pianista Malcolm Martineau, uno de los acompañantes más sólidos y solícitos, habitual en Madrid.

Schubert, claro es, aparece de nuevo esta temporada. Y lo hace, por ejemplo, en el recital del tenor Christoph Prégardien, que ya nos brindara una serie de canciones del compositor en diciembre de 2019. Voz madura, ligeramente apagada, y artista sabio que tendrá como compañero en el teclado al veterano de tantas batallas Roger Vignoles, muy conocido de nuestro público. Lo es, asimismo, el sólido y seguro Gerald Huber, fiel pareja del barítono Christian Gerhaher, otro habitual, que se mete entre pecho y espalda un programa de bigote, que incluye también a Schubert (tres sonetos de Petrarca y tres variados) y que ofrece la posibilidad de acercarse a Berg (Vier Gesänge, op. 2, Fünf Orchesterlieder nach Ansichtskartentexten, op. 4 y Sieben frühe Lieder) y a Fauré (siete canciones escogidas y La bonne chanson). Es conocida su flexibilidad y su habilidad para plegarse a cualquier repertorio con su voz lírica y templada, su sentido del color y su elegancia sin alharacas.

Schubert se sitúa igualmente en el programa de un recién llegado, el tenor Matthew Polenzani, que canta seis lieder de Schubert, junto con el Liederkreis, op. 24 de Schuman, salpimentados con A Young Man’s Exhortation de Finzi (novedad), Fiançailles pour rire de Poulenc y cinco canciones de Ives. Tendrá a su lado a Julius Drake, otro experto colaborador, capaz de crear pianísimos casi imperceptibles y de adaptarse al solista de una manera muy especial en busca de una sola voz. Es lírica y bien torneada la de Juliane Banse, que interpretará otro ciclo destacado y caleidoscópico como Das Marienleben, op. 27, en el que Hindemith nos trae la imagen de la Virgen María a través de una serie de peripecias y soliloquios, de exploraciones anímicas de notable relieve expresivo. Como acompañante, se anuncia el profesor Wolfram Rieger, habitual en Vilabertrán.

Soprano asimismo, y en este caso por descubrir, es la debutante francesa Sabine Devieilhe, que se baña, a lo largo de un programa muy atomizado, en músicas de su procedencia firmadas por Debussy (Ariettes oubliées, entre otras), Fauré, Ravel (Cinq mélodies populaires grecques) y Poulenc. Alexandre Tharaud, que viene desarrollando una importante carrera solista, estará junto a ella. Recibimos a la española Núria Rial, también debutante. Su núbil, bien timbrada y colocada voz de soprano lírico-ligera se acercará al universo mozartiano, lo cual es de celebrar. Nueve páginas del salzburgués, entre ellas, las célebres An Chloe, Als Luise die Briefe y Das Veilchen, preceden al libro de canzonettas inglesas de Haydn, seguidas después por la hermosa y dramática cantata Arianna a Naxos de la misma firma, una pieza formidable que parece requerir quizá un instrumento más corpóreo y compacto. Debuta el gran fortepianista Andreas Staier.

Por último, cabe señalar, por supuesto, la presencia del excepcional contratenor Bejun Mehta, un artista sensible y expresivo, dotado de una estupenda técnica. Un timbre no muy frecuente en estos recitales que nos ofrecerá un bellísimo programa que comprende dos canciones de Mozart, la cantata Arianna a Naxos de Haydn (que también interpretará Núria Rial), el ciclo An die ferne Geliebte de Beethoven, Canticle I de Britten y, algo poco frecuente en una voz de este tipo, los Rückert-Lieder de Mahler. Lo cortejará desde el piano Jonathan Ware, que hace su presentación.

Arturo Reverter

tz


CNDM

Centro Nacional de Difusión Musical
C/ PRINCIPE DE VERGARA, 146 - 28002 Madrid
91 337 02 34/40